Hace 5 años, el 9 de Noviembre de 2004, un navegador de código libre llamado Mozilla Firefox (uno que no venía por default en tu computadora) estuvo disponible en su versión 1.0 para descargarse. Desde su salida, para sus usuarios, este navegador ha cambiado la forma en que consultan la red de redes, y por más de una razón.

Aunque el dominio de Internet Explorer (el navegador que viene por default desde ya hace más de una década en todas las computadoras con Windows) será difícil de superar (64.4%), Firefox ya ha alcanzado la cuota de 24.07% del mercado de navegadores de internet en el mundo. El navegador del zorro en flamas es seguido por Safari de Apple (con el 4.42%) y por Chrome de Google, que ya ha alcanzado una cuota del 3.58% de los usuarios.

El dominio del navegador de Microsoft ha estado bajando lentamente en los últimos años, de modo que hoy Firefox ya ha alcanzado la cuota de la versión 6 de Internet Explorer. Esta, a pesar de ser la versión más antigua (y por muchos odiada) de Explorer, aun sigue siendo usada por un tercio de los usuarios de ese navegador, en mucha parte debido a que no actualizan su sistema operativo Windows.

Los usuarios de Firefox, en cambio, utilizan en su mayoría la última versión, debido a que el navegador de la Fundación Mozilla se actualiza constante y fácilmente, una de sus principales ventajas sobre el de Microsoft.

Otra de las ventajas, y la que le ha ayudado a conseguír cada vez más usuarios, es que, al ser de código libre, cualquier programador o usuario en el mundo puede aportar sus ideas para mejorar Firefox, lo que lo ha hecho uno de los más estables y confiables navegadores web, sin contar con el hecho de que puede ser expandido descargando complementos para cientos de necesidades específicas.

Salido del proyecto original de navegación web llamado Mosaic, a Firefox además le precede una larga historia al haber sido la continuación de uno de los más famosos navegadores: el ahora extinto Netscape, que una vez tuvo la mayoría de los usuarios de internet, antes del dominio de Internet Explorer.

Una vez categorizado como el navegador que utilizaban solamente los expertos en desarrollo web e informática, Firefoz parece ya estar listo para conquistar el mundo… después de todo, en Códice es el que usamos.

Firefox, y cualquiera de sus complementos, pueden ser descargados gratuitamente desde el sitio web oficial de la Fundación Mozilla en: www.mozilla.com.