Universo

Antes de entrar en el tema, y para que no piensen que me gusta tenerlos en expectativa solo para que lean mis artículos, debo responder de una vez la pregunta de si estamos solos en el universo: la respuesta es no, pero prácticamente sí… por ahora.

¿Les parece un poco complicada? ¿Quién les dijo que todo debería ser respondido fácilmente? Si alguien les dijo, los timaron. De hecho de ese tema también trataré en esta edición de cómo Funciona ya que se encuentra relacionado directamente con el hecho de que hasta ahora parece que estamos solos en la Tierra. Me explicaré.

Miles de mundos
Si solo lo pensamos un poquito, cuando nos ponemos a ver atentamente el cielo estrellado en una noche clara, primero a simple vista, luego con unos binoculares y si podemos luego con un telescopio, nos podremos dar cuenta de que es inconcebible suponer que en todas esas estrellas, galaxias y cúmulos estelares que podemos apreciar, solamente nuestro pequeño planeta en nuestro insignificante Sistema Solar pueda tener vida inteligente con tecnología y capacidad para comunicarnos a grandes distancias.

Por simple posibilidad lógica, así como en este planeta surgió la vida y eventualmente una que otra especie inteligente, así debe haber surgido o estar surgiendo en muchos  otros planetas del vasto universo que alcanzamos a apreciar desde La Tierra (sin contar con que solo conocemos una parte del mismo). Aunque de entre los miles de millones de galaxias, y de entre los miles de miles de millones de estrellas con sistemas planetarios solo una ínfima parte de ellas tengan en algún momento vida inteligente, aun así serían miles de civilizaciones solamente en nuestra propia galaxia. Y seguramente lo son. Ahora bien, donde están los platillos voladores?

Y debemos hacernos esa pregunta desde el punto de vista científico y no basados en las leyendas urbanas de los OVNIS que supuestamente visitan la Tierra. Aquí sabrán a que me refiero con supuestamente. Si debe haber por lógica miles de civilizaciones como nosotros o más avanzadas solo en nuestra galaxia, ¿por que no nos han visitado y tenemos que conformarnos con historias inventadas de pequeños alienígenas que llegan a un campo de trigo, dejan una marca y se van? La respuesta tiene que ver con que somos (y también ellos deben ser) extremadamente suertudos.

¿Cómo es que estamos aquí?
La simple respuesta a esta pregunta es: por pura casualidad. Aunque ya había escrito sobre eso cuando hablé de La Existencia, debo repetir que el conjunto de factores que hacen posible que nosotros, una especie de Homo Sapiens Sapiens inteligente con la capacidad de hacerse estas preguntas, estemos en este momento en La Tierra, se unieron por simple y llana casualidad con el paso de los miles de millones de años que la vida en la Tierra lleva evolucionando. En pocas palabras somos el producto de miles de millones de años de prueba y error de la evolución de la vida.

Si unos pocos factores hubieran sido diferentes, lo más probable es que no estuviéramos aquí haciéndonos estas preguntas ni leyendo este articulo. Así funciona el universo, nos guste o no. No somos especiales desde el punto de vista que a la gente le gusta creer. Somos especiales solamente porque somos suertudos de estar aquí. El problema es que solo llevamos unos cuantos miles de años de los miles de millones que ha existido la vida en la Tierra… y no parece que vayamos a durar muchos más.

Solo unos cuantos sobreviven
Si así como evolucionó la vida en la Tierra, puede evolucionar en otros planetas similares (sin contar las otras formas que no conocemos en que puede evolucionar la vida en planetas distintos), y si debe haber muchos planetas como el nuestro solo en nuestra galaxia, la lógica dicta que alguno que otro ya debió haber podido comunicarse interestelarmente. Después de todo, nosotros ya estamos mandando mensajes a otras estrellas.

Pero nadie nos ha contestado. Y difícilmente lo harán. ¿Por qué? Porque, si de la misma forma como evolucionó la vida inteligente en la Tierra puede haber evolucionado en otros sistemas estelares, también de la misma forma se encontrarían con los mismos problemas que nosotros. Y el más grande problema que nos tocará pronto vivir es intentar sobrevivir a nuestros propios avances.

Así como el rápido desarrollo nos ha dejado la capacidad de crear herramientas que nos ayudan a comprender el universo, también nos ha dejado (y de hecho antes que otra cosa) la capacidad de aniquilarnos a nosotros mismos, ya sea por el desarrollo de armas de destrucción masiva o por la sobrexplotación de los recursos del planeta para utilizarlos para sobrepoblar cada vez mas nuestro hogar.

Así que ahora pregúntense ¿qué nos hace suponer que varias de las civilizaciones extraterrestres que se encontraron en ese límite sobrevivieron a su propia era tecnológica para poder alcanzar a ser una civilización interestelar? Además también ¿qué nos hace suponer que un suficiente porcentaje de las pocas civilizaciones que lo hayan logrado lo lograron pacíficamente o cuidando su medioambiente?

Venimos en son de paz…
Si la historia de la Tierra sirve de indicador, cada vez que una civilización descubre un nuevo territorio, lo primero que busca no es coexistir pacíficamente con sus originales habitantes.  Lo primero que busca son los recursos que le pueden servir a ellos a costa del bienestar de la comunidad que ahí vive desde antes que ellos llegaran.

Asi que, la realidad es que deben existir civilizaciones más avanzadas en varios lugares del universo. Pero el porcentaje de esas que hayan superado el límite crítico debe ser muy bajo. Y de ese bajo porcentaje, las civilizaciones que realmente sean avanzadas e inteligentes como para pacíficamente escudriñar el universo deben ser aun menos. Así, que, al menos por el momento en nuestras inmediaciones difícilmente encontraremos algún vecino que se comunique con nosotros o nos visite.

Afortunadamente… por ahora.