Dicen que el ejercicio no funciona

El mito que muchos aun creen; por comodidad.

El ejercicio no funciona

Tal vez seas de l@s que han escuchado por ahí que el ejercicio no funciona para bajar de peso; que por eso la gente deja de hacer ejercicio cuando no ve resultados.

La explicación de este enfoque de pensamiento sobre la efectividad del ejercicio: que ejercitarte te hace comer más y por eso no hace la diferencia e inclusive hasta hace a algunos engordar más.

Por esta razón inclusive algunos “expertos” promueven sus dietas a costa del ejercicio, asegurando que como el ejercicio no funciona, solo lo hará su régimen alimenticio especifico.

Analicemos rápidamente esto.

El ejercicio requiere más calorías

Que ejercitarte más te pida más comida, no es razón para demeritar al ejercicio porque “no sirve para adelgazar”.

La clave es que la mitad del trabajo, y a veces más que eso, es mental, e implica compromiso con sentirte cómodo con la incomodidad.

El ejercicio es incomodo. Es más, debe serlo. Si no lo es, no estás haciéndolo bien. Y si tiendes a sentirte afín a la opinión de que el ejercicio no funciona para bajar de peso, muy probablemente solo lo hagas para evitar la incomodidad.

Why We Get Fat de Gary Taubes, es uno de esos libros que demerita el ejercicio por defender su punto: el consumo de carbohidratos es el problema principal.

Y desde cierta perspectiva es cierto: la mayoría de la obesidad es consecuencia del consumo de alimentos basados en carbohidratos que nuestros ancestros nunca tuvieron a su alcance, y para lo que nuestro organismo no está adaptado.

Pero una cosa es que esto sea cierto, y otra muy diferente (y errónea) es demeritar el ejercicio solo por probar con más fuerza su punto.

Es decir que es poco ético dar a entender: “no hagas ejercicio porque el problema son los carbohidratos”. Esto es precisamente lo que muchos (quienes gustan de evitar la incomodidad del ejercicio y quienes al final, por lo mismo, nunca consiguen su meta de salud independientemente de la dieta que elijan) se llevan de un enfoque como el de Taubes.

Escuchan lo que quieren escuchar.

Ejercicio quema calorías

Si el horno es lo suficientemente caliente, todo se quema

Pero solamente hace falta mencionar el caso de los atletas de resistencia, como nadadores y ultramaratonistas, quienes de hecho necesitan consumir muchas más calorías que el promedio, y nunca los verás ni con un gramo de grasa corporal de más.

Algunos inclusive no puedes comprender como es que completan maratones por su magra apariencia.

Así es, la gente más delgada y fit (al mismo tiempo) en el mundo son quienes comen más, debido a que hacen mucho ejercicio. El ejemplo clásico es el campeón nadador olímpico Michael Phelps, quien durante las Olimpiadas de Beijing 2008, se reveló que comía 12 mil calorías al día durante sus periodos de más duro entrenamiento; más de cuatro veces las calorías que regularmente come la persona promedio.

La realidad para la gran mayoría es que, como escribió John L. Parker en su novela de culto Once a Runner, “si el horno es lo suficientemente caliente, todo se quema. Hasta las BigMacs”. Y el horno es tu esfuerzo físico, pero también lo es tu enfoque mental.

Así que, y cualquier adicto al gimnasio te lo puede confirmar, si haces el suficiente ejercicio, puedes vivir de hamburguesas y pizzas, sin notársete un gramo de sobrepeso.

Claro que no es recomendable de todos modos debido a que siempre será mucho más saludable comer… saludable. Pero la posibilidad prueba el punto.

Te quejas pero haces nada

El otro punto de este análisis es que la mayoría evitarán a toda cosa lo que implica disfrutar de la hamburguesa sin engordar: esforzarse haciendo ejercicio necesario para quemar lo que consumieron.

Así que se comen la hamburguesa y se la viven quejándose de que el ejercicio no funciona para bajar de peso. Y más cuando escuchan por ahí la teoría de que el problema no es la falta de ejercicio.

Pero lo que no quieren escuchar (el otro lado del enfoque anterior) es que el problema es lo que comen y cómo lo comen. Esa parte la dejan de lado, para seguir quejándose de que el ejercicio no funciona.

Y muy probablemente quienes se quejan del ejercicio son precisamente quienes comen no solo para vivir, sino que les gusta disfrutar de la comida por placer. Es decir, que viven para comer.

Y, como dice Mark Manson: el placer es un dios falso.

 

P.D.: No malinterpreten. Why We Get Fat de Gary Taubes es un muy buen libro. independientemente de que sea uno de esos que demeritan otros puntos para probar el suyo. El gran problema de la obesidad, y todas las condiciones relacionadas con esta, sí son los carbohidratos que consumimos hoy (para lo cual no evolucionamos) y las ideas erróneas que siguen pregonando muchos expertos en salud y nutrición al respecto. Dale una leída.

Ejercicio y quema de calorías